abreviaturas

Me gusta pensar en nimiedades, hacer teorías sobre las cosas pequeñas, como si fueran, quizá lo son, metáforas de las grandes.

Me gustaría hacer estudios serios de casi todo, pero lo que hago es hacer algunos muy poco serios sobre mis obsesiones. Últimamente he pensado en las abreviaturas. Los estudiantes cuando cogemos apuntes o hacemos resúmenes y trabajos solemos escribir bastantes abreviaturas. Por economía estas palabras son necesariamente las que escribimos con más frecuencia, de hecho no hace falta que sean palabras excesivamente largas para que las sometamos a esta extirpación, sino más bien hace referencia a la asiduidad del uso (¿por qué abreviaríamos sino la palabra que como q.?.

Yo estudié la  carrera de Economía entre los años 1995 y 2000. Y las abreviaturas que escribía más frecuentemente al coger mis apuntes eran ec. (para substituir a economía o el adjetivo  económico) y crec. (por crecimiento). Lo sé porque ahora que no uso tanto estas palabras y lo sigo haciendo.

Que en aquel momento utilizara la abreviación ec. es de lo más normal, pero crec. me hace pensar en aquella obsesión que tenían todos mis profesores y profesoras por el concepto,  y en general toda la profesión. Incluso aunque nosotros, alumnado  escéptico,  no  miráramos con mucha confianza aquello del crec. sostenido (no confundir con sostenible). He de reconocer que teniendo 14 asignaturas al año no nos daba tiempo a ser muy críticos con nada, pero la pregunta de cómo puede darse crecimiento indefinidamente era habitual. La teoría ec. del crec. lo dejaba  al avance de la ciencia y por ende de la productividad del trabajo… Poco creíble.

Ahora me doy cuenta de que la pregunta no era la adecuada, que todos caemos en la misma trampa. La pregunta no es cómo, sino para qué.

Publicado en Actualidad, General | Deja un comentario

Apolítico

Los griegos llamaban idiotés (ιδιοτεσ) a la persona que no participaba o no le interesaba lo público, la política; y a la que consideraban persona aislada, sin nada que aportar a los demás y que sólo estaba preocupada de nimiedades privadas. Es verdad que en castellano moderno el término es más amplio y también se refiere, en general, a cualquier persona falta de entendimiento o instrucción. Hay etimologías que dan qué pensar.

Actualmente esta desaprobación de la indiferencia política no existe; alguien a quien no le interesen la Política, los temas públicos o la actualidad política no es una persona a la que se desapruebe. Hay incluso quien alardea de esta condición o critica la contraria. Es lo que se conoce por ser apolítico/a, se enarbola como una cualidad positiva. Normalmente se hace referencia con ello, al desprecio por las personas que se dedican a la política en cargos públicos; aunque suele ser bastante evidente que también esconde ignorancia sobre Política (en mayúsculas y no sólo referida a la actualidad de los políticos), y poco interés por lo público o la comunidad.

El descrédito de la clase política no tendría porqué alentar la pasividad o la “apoliticidad” de la ciudadanía, no es la consecuencia directa del primero. Es un encadenamiento que ha ido arraigando a base de repetición La Política son los políticos. Así, cada vez que se desacredita a un/a político/a se desacredita la Política y en general lo público.

No me interesan los políticos (o escondo mi ignoracia sobre algunos temas)= soy apolítico/a= no me interesa la Política. La construcción y la promoción de esta secuencia lógica no es inocente. Si lo público no merece ser pensado y debatido (política), entonces debe ser meramente gestionado. Esto nos suena más, ¿no?.

Esta es la propuesta neoliberal y que también se han apropiado los neoconservadores (si no son los mismos); en Europa la Democracia Cristiana, incluida la española y catalana. Lo público se gestiona, no se debate. Se convierte en asunto de tecnócratas, envolviendo los asuntos políticos y públicos de una pseudociencia empresarial que no debe ser sometida al debate. La indiferencia política es el escenario ideal para esta propuesta, para implantar esta visión de las cosas.

Por eso, cuando alguna persona dice que es apolítica no puedo evitar pensar en cómo la llamarían los griegos clásicos.

Publicado en Actualidad, General | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

A contrapié

Me llama poderosamente la atención la prudencia de los medios de comunicación, opinadores y políticos con respecto a los acontecimientos que están sucediendo en varios países al Sur del Mediterráneo y Oriente Próximo. Es una revolución que rebasa los límites de un país, no soy experta historiadora pero no creo que tenga precedentes, es una revolución globalizada; es más que evidente que no son hechos aislados que coinciden en el tiempo sino que hay un nexo entre unos y otros, un contagio.

Los periódicos y la televisión muestran la información de manera un tanto aséptica, ha ocurrido esto y aquello pero pocas valoraciones. Da miedo posicionarse, ¿por qué?, ¿pensábamos que no era posible una revuelta popular que pida democracia en el mundo musulmán?, ¿no vemos posible que ocurra sin ir de la mano de occidente?, ¿qué opinión tendríamos si estos mismos hechos ocurrieran en otros países? ¿qué opinamos hace un año de las protestas ocurridas en Birmania?. Creo que tenemos demasiados prejuicios con respecto a ello.

De entre todos los artículos que he leído esta semana en busca de opiniones valientes, sólo he encontrado valentía en uno, curiosamente no estaba en la sección internacional, ni en la de opinión.  Estaba en la sección de cultura y era una entrevista que le hacían ayer a Jean Daniel, argelino y nonagenario fundador del Le Nouvel Observateur , que opina que lo importante no es el futuro de esta ola de movilizaciones sino el hecho de que hayan ocurrido, y me sumo.

Es cierto que el futuro y los resultados de estos acontecimientos son bastante inciertos, y que irremediablemente nos recuerdan a lo que ocurrió en la Revolución Cultural de Irán.  Tampoco se debería generalizar porque cada uno de los países vive circunstancias particulares y diferentes pero hay rasgos de estas revueltas que creo que habría que resaltar.

Mayoritariamente se trata de movilizaciones de carácter pacífico. Se repite continuamente la palabra democracia. No parece que haya reivindicaciones religiosas, tribales o étnicas. La televisión Al-yazira está actuando de forma suficientemente objetiva como para garantizar la información desde “dentro” (me refiero a que no se trata de un medio occidental). El hecho único de la rapidez del contagio debido al avance de la comunicación global. No parecen estar promovidas por potencias externas.

Este último punto me parece importante; la política exterior del Gobierno de Obama es mucho menos intervencionista que la de sus predecesores, Rusia está fuera de circulación, China  anda demasiado ocupada en hacer negocios y a Europa con la crisis le ha pillado a contrapié. Viendo los resultados que tuvieron las políticas intervencionistas de la época de la Guerra Fría con sus Juegos de Guerra estratégicos y la posterior política exterior siempre pendiente de los intereses geopolíticos y comerciales -que priman la estabilidad sobre la democracia-, mucho mejor el escenario actual.

En Europa nos ha pillado literalmente a contrapié, porque estamos dando pasos hacía atrás en lo referente a democracia  y soberanía, decisiones cada vez más importantes sobre nuestro futuro las toman los mercados, y es difícil acompañar a alguien que camina hacia delante si tú vas andando hacia atrás.

Desafortunadamente los dictadores moribundos tienen muy mala leche y ayer conocimos la noticia terrible de la represión militar en Libia, y los pasados días algunas reacciones violentas por parte de los gobiernos en los demás países (en mayor o menor grado pero dramáticas en todo caso). Deseo de todo corazón que los ciudadanos y ciudadanas que han decidido protestar por la situación de sus países encuentren su propio camino, que sepamos cómo ayudarles a encontrarlo o por lo menos no seamos un obstáculo.

Una nota, la bolsa cayó ayer con motivo de clima de “inestabilidad“. ¿No es repugnante?.

Publicado en Actualidad, General | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Continuación conversación sobre la libertad religiosa

Viene de la respuesta de Micky López a la entrada anterior.

Inevitablemente nos introducimos en los debates que ya están abiertos y sobre los que se discuten los detalles, la retórica o la forma concreta de la praxis. Pero está bien antes de comentar estos detalles, tomar perspectiva sobre el debate y pensar de una forma sencilla antes de perdernos en la dialéctica.

Lo que comentas en primer término, que la intención del legislador es precisamente la no intromisión o posible imposición por parte del Estado en lo referente a la religión, era precisamente mi primera reflexión sobre el tema. Para mí, la intención de una Ley de libertad religiosa debería ser asegurar que ninguna religión se imponga (o proponga) via estatal, no que el Estado tenga que poner los medios para que exista(n) culto(s) religioso(s).

Por este motivo no me caben acuerdos con las diversas organizaciones religiones que se basen en el mero hecho religioso (que es lo que propone la ley). En todo caso entendería que como organizaciones aglutinadoras de personas libres tienen cabida en el diálogo social habitual de la Administración del Estado. En este sentido podrían, como con otras organizaciones relevantes, establecerse acuerdos, financiación y cualquier otra vinculación (a la que también me opondría, pero sería otro debate).

Publicado en Actualidad, General, Propuesta de Ley de libertad ideológica, religiosa y de culto | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

Proposición de L.O. de libertad ideológica, religiosa y de culto (I)

Como no encuentro los folios fotocopiados de la propuesta de caso que nos hizo Raül López para la dimesión de laicidad, tengo que fiarme de mi memoria y de lo que creí entender en aquel momento. Que debíamos escribir el estudio de caso sobre la Proposición de Ley Orgánica de libertad ideológica y de culto presentada en el congreso de los Diputados por los partidos ERC, IU-Iniciativa per Catalunya Verds.

No soy jurista, y mis conocimientos sobre derecho son bastante limitados, así que de antemano, me disculpo por las posibles incorrecciones referentes a conceptos o términos legales. Por ello intentaré centrarme en el espíritu de las leyes y los debates políticos surgidos en torno a ellas  más que a los aspectos formales de las mismas.

La primera reflexión  que hago antes de leer sobre el tema es “qué es para mí la libertad religiosa”. Y mi primer pensamiento es que significa “libertad de no creer en una religión impuesta”. Para mí es una libertad negativa, de no injerencia. No pienso que quiera decir que hay que poner los medios para mantener o fomentar las religiones o la ausencia de ellas, no entiendo la(s) religión(es) como un valor universalmente aceptado que haya que preservar.

Y diría aún más, creo que es lo que piensa la mayor parte de la gente de este país.

Publicado en Propuesta de Ley de libertad ideológica, religiosa y de culto | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Investigaciones. Plataformas soberanistas II

Antes de hacer un análisis sobre el sistema de partidos en Cataluña y ver cómo encaja la aparición de nuevos partidos independentistas veo necesario situar estos partidos en el mapa político catalán.

Empiezo con Solidaritat Catalana per la Indepèndencia. Más que nada porque tengo poco material y me resultará más fácil. Adelanto desde ya que no es el tema del post de hoy. Y es que he encontrado algunos datos muy curiosos y también he tenido una experiéncia divertida que quiero compartir con vosotros.

Experiencia divertida: Búsqueda del programa electoral de SCI.

En la web no lo encuentro; muchos vídeos, fotos y declaraciones pero del programa electoral , nada. Pienso ‘me tocará ir a la sede y pedir uno impreso’. Busco la dirección de la sede en la web y no aparece. Como contacto solamente aparece una dirección de correo electrónico y un móvil. Escribo un mail pidiendo el programa electoral y la dirección de la sede. Me responden en cuestión de diez minutos adjuntando el “Manifiesto” (unas 30 páginas maquetadas en word con arial 12) y una dirección C/ de la Cera (Barrio del Raval).

A los dos días visito el stand que tiene el partido en la Rambla, pregunto a un chico que está al cargo si me podría dar un programa electoral, y otra vez me quiere encasquetar el “Manifiesto”. Insisto. Contesta “és que el discurs és molt simplista, només demanar la independència i una mica fer la guitza”. Y eso es lo que dice para fomentar el voto. Atónita. Finalmente leo el “Manifiesto” y es verdad.

Datos curiosos.

Otra cosa que me rondaba por la cabeza es la inspiración del nombre elegido. Leyendo el “Manifiesto-Programa electoral” corroboro que hace alusión a la coalición que formaron diversos partidos catalanes en 1906 como respuesta a la Ley de Jurisdicciones y que se presentó a las elecciones de 1907 en Catalunya, obteniendo un gran éxito electoral. La hetereogeneidad de los partidos que lo integraban y la situación convulsa de esos años hizo que desapareciera en 1909. Nada más alejado de la propuesta de SCI que no tiene voluntad aglutinadora sinó que más bien parece un proyecto personal de Joan Laporta.

Lo curioso es que no es la segunda vez que un partido llamado Solidaritat Catalana se presenta a las elecciones, sinó el tercero. En 1980, se funda el partido Solidaritat Catalana, que se autodenominaba “la nueva derecha catalana”. Este partido, que en las elecciones de 1980 no consigue ningún escaño, se integrará más tarde en Alianza Popular. Sus fundadores eran:  Celedoni Sala Vidal, Manuel Milián Mestre, Joan Rosell Lastortras y Juan Echevarria Puig.

No puedo evitar “clicar” en estos nombres a través de la wikipedia. Joan Rosell Lastortras está vinvulado al F.C. Barcelona, como patrono de su Fundación. Vaya casualidad. Investigo un poco más para comprobar si han coincidido con Laporta como Presidente porque a veces las entradas de la Wikipedia están poco actualizadas. En la web de la Fundación no aparece como patrono, pero también es verdad que hace poco que el FCB cambió de presidente. Encuentro el currículum de Joan Rosell Lastortras . Efectivamente sí que han coincidido.

De Juan Echevarría Puig, el hallazgo es más sorprendente. Después de integrarse en Alianza Popular, se le vincula a una Fundación que reivindica la figura de José Antonio Primo de Rivera. Y aquí viene lo sorprendente, comenta la wikipedia que su hijo tuvo que dimitir como directivo del F. C. Barcelona en 2005 tras conocerse su vinculación a la Fundación Francisco Franco.

Esta noticia me suena de hace unos años. ¿No era el cuñado de Laporta el que tuvo que dimitir?. Lo compruebo y es así. O sea, que hace 30 años  el ex-suegro de Joan Laporta  fundó un partido de marcada línea de derechas llamado Solidaritat Catalana para presentarse a las elecciones catalanas.

Saquen sus propias conclusiones porque yo no entiendo NADA.

Publicado en Actualidad, General, Plataformas soberanistas | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

Apuntes Foro Espacio de Libertad (sábado)

Laicidad, derechos humanos y cooperación al desarrollo

Me gustó especialmente la intervención de Ana Rosa Alcalde poniendo el énfasis en la necesidad de politizar el trabajo que se hace en cooperación internacional. Que la cooperación al desarrollo está íntimamente relacionada con el “empoderamiento”(palabro que no me gusta) de la población y la consecución de autonomía y libertades. Y que esto pasa por añadir valores al trabajo que se realiza, valores políticos.

Grupo de trabajo La libertad de conciencia en España.

Datos interesantes que no conocía: La Ley de libertad religiosa es del año 1980 y solamente tiene 6 artículos. La relación entre el Estado y la Iglesia Católica no se rige por esta ley sinó que que se rige por los 4 acuerdos singulares que el Estado tiene con el Vaticano. Las demás religiones se rigen por esta ley, además de por los acuerdos que puediera el Estado tener con cada una de ellas. O sea, que esta ley no rige la relación del Estado con la religión mayoritaria, curioso cuanto menos.

Una vez argumentada en el debate, comparto la idea de abogar por la creación de una ley de libertad de conciencia, que ya incluiría la libertad religiosa, y así también quedaría recogida la opción de de no acogerse a ninguna religión con las mismas garantías y derechos.

También confirmé mi idea de que es necesario aliarse, reconocer como interlocutoras y dar protagonismo público a las organizaciones y asociaciones religiosas que abogan por la laicidad del Estado y del espacio público.

Publicado en Actualidad, General, Propuesta de Ley de libertad ideológica, religiosa y de culto | Etiquetado , , , , | Deja un comentario